Qué ver en Belfast: Titanic, Murales y mucho más

Facebook
Twitter
Pinterest
Tumblr
WhatsApp

Durante nuestro viaje a Irlanda del Norte, no podíamos irnos sin visitar su capital, Belfast. Aunque es la capital de Irlanda del Norte, es una ciudad muy pequeña que se puede visitar en un día. Es inevitable no pensar en el gran conflicto político que se ha desarrollado aquí en las últimas décadas del siglo XX. Sin embargo, hoy en día la ciudad ha dado un paso adelante y, aun con sus problemas, es un destino turístico de primera. Los alrededores de Belfast e Irlanda del Norte, en general, son de una belleza paisajística extrema. Esto convierte a la capital en una base perfecta para explorar el área circundante e Irlanda del Norte. Aunque en esta entrada nos vamos a centrar en qué ver en Belfast.¿Os venís con nosotros?

Pin me!

El Titanic de Belfast

En el conocido como Titanic Quarter (Barrio del Titanic) se emplaza uno de los mayores lugares de interés de Belfast, el Museo Titanic Belfast. Antes de llegar, al menos, era uno de los sitios que ver en Belfast que más llamaba nuestra atención. No es que seamos unos fanáticos de Titanic, no es que Vir fuera al cine 7 veces a ver la película de los míticos Jack y Rose… no no… La cuestión es que a ambos nos interesa la historia, y el pasado trágico de este barco no podía ser más interesante. Este es un museo interactivo que no deja de sorprenderte y que creemos que es un lugar imprescindible u obligatorio que ver en Belfast.

Qué ver en Belfast
Qué ver en Belfast: Museo del Titanic

Entrada: 18,50 Libras Esterlinas (1 más si la reservas con antelación, aunque es recomendable). Horario de verano: De 9 a.m a 6 p.m. (de Abril a Septiembre, cierra una hora más tarde en Julio y dos en Agosto). Horario de invierno: de 10 a.m. a 5 p.m. (de Octubre a Marzo).

Astilleros Harland and Wolff

Cuando te diriges hacia el Museo Titanic Belfast, vas viendo que te acercas hacia dos torres de acero amarillo. Estos gigantes gemelos son culpables de algunos de los navíos mas grandes del inicio del siglo XX. Nos encontramos ante dos construcciones de cien metros capaces de levantar barcos de más de 800 toneladas. Quizá en cualquier otro lugar del mundo no sería de remarcar, pero su historia lo convierte en un lugar que ver en Belfast.

Los astilleros Harland and Wolff es una empresa que se fundó en 1861 por una pareja de gentleman británico-alemanes. De hecho, el nombre de la empresa deriva de los apellidos de dichos señores. Fueron los creadores de uno de los astilleros más modernos y con una mayor inversión en investigación de la época. Sin duda la construcción de las grúas amarillas de las que os hablábamos antes fueron un valor añadido que marcó la diferencia. La compañía White Star Line vio el potencial y firmó un contrato de exclusividad con ellos.

El astillero construyó más de medio centenar de barcos para la naviera británica. Algunos de los barcos más famosos que construyeron fue el HMHS Britannic o el RMS Olympic. Pero, sin duda, el más trágicamente conocido fue el RMS Titanic. Como dato curioso hay que decir que estos tres barcos gemelos sufrieron accidentes que acabaron con ellos.

Big Fish

Al borde del río Lagan y muy cerca del centro de la ciudad se encuentra esta escultura. También llamado “The Salmon Knowledge” esta estatua de 10 metros se construyó en 1999 y llama mucho la atención. La estatua está cubierta por un mosaico de cerámica, lo que conocemos como trencadís los que hemos visto muchas veces la obra de Gaudí.

Big Fish

Estos trocitos de cerámica están decorados con imágenes de la historia de la ciudad. Se podría decir que con ver Big Fish tienes todo lo que ver en Belfast. No es cierto, pero es interesante tomarte tu tiempo observando estas imágenes y textos. Como dato curioso decir que el interior de este gran pez se oculta una cápsula del tiempo de información de la ciudad.

Los Murales de Belfast

Los famosos murales de Belfast son una de las cosas más importantes que ver en Belfast. Te contamos en qué consisten y por qué son tan representativos de la ciudad. Esta expresión de arte callejero representa la historia de las últimas décadas del s. XX en Irlanda del Norte. Hablamos del conflicto político entre el ejército británico y el grupo IRA principalmente, que se enfrentaron de forma violenta en las calles de Belfast. En 1998 se llegó a un acuerdo de paz, pero las cicatrices de este conflicto son aun palpables. Además de los murales de los que os hablaremos a continuación, encontramos muros que separan barrios y memoriales en recuerdo a las numerosas víctimas. Todo ello hace que Belfast adquiera un tono serio pero necesario, como ocurre como algunas de las ciudades con más carácter de Europa.

Hoy en día, visitar los murales de Belfast es algo común, seguro y que ofrece una necesaria visión de este conflicto reciente de Europa. Además de las visitas guiadas que ofrecen los llamados “Taxis Negros”, puedes hacerlo por tu cuenta si conoces un poco de la historia y te documentas bien. Lo primero que debes saber es que los barrios donde principalmente encontrarás estos murales son Falls Road y Shankill Road. El nacimiento de esta expresión artística en Belfast no tiene su origen en el conflicto conocido como “The Troubles”, el mencionado anteriormente. Su origen es del s. XVII pero en los años 70 se retomó la tradición. Se usaban, entre otras cosas, para homenajear a las víctimas, reflejar los problemas políticos de cada momento, o marcar territorio.

Murales de Falls Road (Barrio católico)

El punto de partida de los tours, que puedes establecer como el tuyo también, suele ser Divis Tower. Fue la base de operaciones del ejército británico durante “The Troubles” (siempre me ha encantado la originalidad de los ingleses a la hora de poner nombres). En Falls Road iniciamos la ruta de los murales de Belfast del barrio católico y el primer mural con el que nos topamos es el Muro Internacional. En este mural están representados varios conflictos internacionales, como Martin Luther King, entre otros. Además de la ristra de murales de la serie del Mural Internacional, tenemos algunos otros mucho más específicos sobre el conflicto norirlandés. Bobby Sands, un conocido activista del IRA que falleció en 1984 tras una huelga de hambre y que se convirtió en un nombre propio.

Murales Católicos de Belfast

Durante todo este recorrido es imposible no recordar la East Side Gallery del Muro de Berlín. Y es que encontramos muros que nacieron con la idea de separar ambas comunidades, para protegerse las unas de las otras. Triste. Además de los numerosos murales que vamos encontrando cada pocos metros, están muy cerca los unos de los otros y no tienen pérdida, veremos algunos memoriales dedicados a las víctimas del conflicto. Uno de ellos es el Garden of Remembrance que encontramos cerrado, o el Clonard Martyrs Memorial en el que sí pudimos entrar.

Murales de Shankill Road (Barrio protestante)

Cruzamos de lado ahora y nos vamos al barrio protestante de Shankill, llamado así porque la Shankill Road es una de las principales calles del barrio. Si te diriges a Springfield Road y sigues hasta Lanark Way te enfrentarás a una de las puertas metálicas que cierran cuando llega la noche. El Muro de la Paz es uno de los más famosos de este barrio, aunque nosotros lo encontramos bastante deteriorado, está pegado al Clonard Martyrs Memorial del barrio católico. Este es el muro más largo de la ciudad.

Murales Protestantes de Belfast

Shankill Road es el lugar donde puedes dirigirte a continuación, y en seguida te darás cuenta de que has entrado en el Belfast Pro Reino Unido por el número de banderas. La mayoría de los murales ensalzan la monarquía de la isla madre. Si sigues por esta calle llegarás al cementerio de Shankill, aunque no es demasiado interesante bajo nuestro punto de vista.  Ya en la Shankill Parade volvemos a encontrar murales, los más visitados del barrio. En esta zona hay bastantes, así que os aconsejamos que aparquéis (no hay problema) y los visitéis caminando.

Castillo de Belfast

Este es el lugar a donde debes ir para admirar las mejores vistas de Belfast. Se encuentra a las afueras de la ciudad, en los aledaños de la Colina Cave Hill, a unos 7 km. de Belfast. Uno de los factores por los que lo incluimos en este listado sobre qué ver en Belfast es porque la entrada es gratuita. Tenéis que saber que su sobrenombre “el castillo de los gatos” se debe a una leyenda que decía que los habitantes del castillo solo tendrían suerte mientras viviera en el recinto un gato blanco.

La Catedral de Belfast

La catedral de Santa Ana es el segundo edificio religioso que construyó en la situación actual. Antes de ella, en 1899 había otra iglesia con el mismo nombre. La verdad es que este templo solo duró 5 años, y la actual Catedral de Belfast fue consagrada en 1904. Fueron varios las diferentes ampliaciones y mejoras hasta que en 1981 se consideró por fin finalizada. En realidad se cree que todavía le falta la torre, pero no sabemos si está en mente su construcción, El estilo de la iglesia es románico y lo que más destaca son sus grandes vidrieras.

Catedral de Belfast

La catedral es un indispensable que ver en Belfast por varios motivos. El hecho más relevante es que sirve a la diócesis anglicana y católica. Por otro lado, también nos llamó mucho la atención la enorme cruz celta de su interior.

Ayuntamiento de Belfast

En el centro de la capital de Irlanda del norte se encuentra este Belfast City Hall. Sin duda alguna este es el edificio más majestuoso de Belfast y, por lo que parece, el punto de reunión de los belfianos. El edificio fue construido entre los años 1898 y 1906. 

Lo que podemos ver desde los jardines que hay en el exterior es un edificio barroco renacentista con tres cúpulas verdes. Una grande en el centro flanqueada por dos más pequeñas, una a cada lado. En el cuerpo del edificio destacan ventanas con dobles columnas muy simétricas. La puerta de entrada tiene un porche con el techo verde a juego con las cúpulas.

Las calles del centro de Belfast

Destacamos dos calles que nos encantaron y que queremos compartir con vosotros, la Hill Street y la Commercial Court. Seguimos en el Cathedral Quarter y empezamos a encontrar callejones por los que perdernos. Hill Street es la puerta de entrada a esta zona llena de artistas y lugares de ocio, los restaurantes más cool de la ciudad, clubs nocturnos y pubs.

Callejeando por Belfast

Uno de los callejones que más hay que destacar es el Commercial Court, llegamos allí guiados de casualidad por una chica española que parecía estaba enseñando la ciudad a su familia que la había ido a visitar. Les escuchamos hablar y decidimos seguirlos un poquito a ver dónde los llevaba, guardadnos el secreto. El resultado fue que llegamos a este maravilloso rincón semi escondido de la ciudad, que resultó estar lleno de gente, un gran ambiente. Además hay un pequeño patio con una gran sorpresa, las paredes llenas de grafiti muy curiosos, uno de ellos de Juego de Tronos.

La Universidad de Queens

Nos adentramos en el Queen’s Quarter para visitar la Queen’s University Belfast que se remonta a 1810 y es la novena universidad más antigua del Reino Unido. Aparte de la universidad, el campus y el ambiente estudiantil como ya encontramos en Dublín en el Trinity College.

Mercado de St. George (St. Georges’s Market)

En nuestra visita a Belfast este fue el primer lugar que visitamos. Este mercado se encuentra entre el ayuntamiento y el Waterfront.  Este mercado de estilo victoriano está construido con ladrillo rojo y cubierto por un tejado de cristal. Se construyó en 1896 y desde entonces es uno de los principales lugares que ver en Belfast. En su interior puedes encontrar todo tipo de comercios. 

Desde lo más habitual que sueles encontrar en un mercado, pescaderías o carnicerías, hasta puestos de comida. También hay algunas paradas donde comprar ropa e incluso joyas. Es un lugar donde puedes aprovechar para comer delicias recién hechas, como hicimos nosotros con una riquísima hamburguesa. Hay una pequeña zona en el centro con mesas y sillas con músicos tocando para amenizar esta agradable comida.

Mercado de St. George

La parte negativa de este lugar es su horario, muy restrictivo. En realidad sólo abren 3 días a la semana. Los viernes de 6h a 15h, los sábados de 9h a 15h y lo domingos de 10h a 16h. Si vas a pasar por Belfast entre semana te perderás uno de sus lugares más recomendables.

Qué ver en Belfast: Jardín Botánico

El Jardín Botánico de Belfast es un parque de más de 100.000 metros cuadrados. Un lugar muy tranquilo y especialmente llamativo para los amantes de las plantas. Se encuentra muy cerca del Museo del Ulster y se puede convertir en una de las cosas que ver en Belfast más interesantes de la ciudad. Nos recordó al jardín botánico de Glasgow.

En el interior del parque se encuentra un invernadero del año 1840. Considerado uno de los primeros invernaderos curvilíneos, en su interior puedes encontrar plantas tropicales. La magia de la ciencia nos permite ver palmeras en una de las islas más norteñas de Europa. Nos imaginamos que, a principios del s. XX, era uno de los lugares más populares de Belfast para la burguesía. El Jardín Botánico permite visitas todos los días de 7:30h a 21h. No tendrás que pagar ni una libra para entrar.

The Crown Liquor Saloon

El Crow Liquor Saloon es un antiguo y conocido Pub situado en la Great Victoria St. Este local es toda una delicia en su interior, con una decoración que parece que no haya cambiado desde 1885. Su barra, que se sitúa a mano izquierda al entrar, no deja de servir pintas a locales y turistas. La parte derecha tiene unos cuantos closets que te permite encerrarte con tus amigos para tener intimidad.

Crow Liquor Saloon

Las vidrieras y la madera trabajada de manera excelente parece que te transporte a una iglesia, pero no es así, estás en un pub. Aunque muchos irlandeses podrían decir que es su lugar de oración habitual

Alojamiento en Belfast

El mejor lugar para alojarte, como es normal, es el centro de la ciudad. Nosotros nos alojamos cerca del ayuntamiento, en el Ten Square Hotel. Es una zona muy tranquila y a la que es fácil llegar caminando desde la mayoría de lugares turísticos de la ciudad. El alojamiento en Belfast no es demasiado económico, por lo que lo mejor es reservar tu hotel lo antes posible. Si, como te decimos, te alojas en el centro tendrás cerca muchos restaurantes. También hay unos grandes almacenes que te pueden sacar de un apuro si todavía no has cambiado tu horario de comidas.

No olvides lo importante que es viajar siempre asegurado. En la imagen de más abajo puedes comprar tu Seguro de Viajes con un 5% de descuento, puedes ahorrarte mucho dinero si eres previsor.

Seguros IATI

en tu viaje a Irlanda

En Irlanda hay una gran oferta lúdica, aquí puedes Reservar actividades y tours en Irlanda.

Nosotros nos alojamos en varios tipos de alojamiento durante nuestro paso por Irlanda. Puedes reservar aquí tu habitación u hotel y buscar otras opciones Buscar hoteles en Irlanda.

Para llegar a Irlanda hay dos aeropuertos principalmente, el de Dublin y el de Belfast. Mira aquí tu vuelo a Irlanda. 

Para moverte por Irlanda lo ideal es llevar coche, aquí puedes alquilar un vehículo en Irlanda.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.