Qué ver en Dublín en un fin de semana

(Total: 1 | Media: 5)

La capital de Irlanda es una ciudad pequeña en la que puedes recorrer sus puntos más importantes en 2 días. Te proponemos qué ver en Dublín en un fin de semana, aunque posiblemente vivir la ciudad es la mejor recomendación. Pasea por su centro peatonal, vive la noche irlandesa y toma unas cervezas con los dublineses. Conviértete al verde y disfruta de una de las ciudades europeas con más vida nocturna. En nuestro caso, la ciudad más poblada de la isla sirvió como punto de partida para una ruta por Irlanda de 5 días.

Pin me!

19 cosas que ver en Dublín

A continuación te mostramos nuestra recomendación de qué ver en Dublín en 2 días. Como podrás darte cuenta, la capital de Irlanda no es demasiado grande, por lo que las distancias entre las distintas localizaciones no son demasiado grandes. Dicho esto, tampoco te duermas en los laureles, porque son muchas las cosas que visitar en Dublín Para que te sea todo un poco más sencillo puedes consultar el siguiente mapa de Dublín.


MAPA DE DUBLIN

1. Trinity College

Fundada en 1592 por la reina Isabel I, el Trinity College es la universidad más antigua del país. Es uno de los indispensables de un viaje a Dublín. La visita de este lugar te permite no sólo descubrir el edificio sino también el bonito campus. Este campus de más de 190.000 m2 está repleto de pequeños edificios y patios encantadores.

Qué ver en Dublín
Qué ver en Dublín: Trinity College

Una de las cosas que seguro te sorprenderán es su ubicación. Este enorme complejo se encuentra en el centro de Dublín. Esto hace que la ciudad rezume ese ambientillo universitario que tanto gusta en la capital irlandesa.

Biblioteca del Trinity College

La biblioteca del Trinity College es la más grande e importante de Irlanda. En muchas guías aparece como uno de los lugares más importantes que ver en Dublín. En el edifico te esperan más de 4 millones de libros, nos parece una heroicidad tener control de todos ellos.

Entre todos estos libros, uno de los más importantes es El libro de Kells. Ubicado en la vieja biblioteca este ejemplar del s. IX contiene los 4 evangelios con multitud de ilustraciones. El libro fue realizado por monjes celtas en lo que se considera una de las obras religiosas de la Edad Media mejor conservadas. Tendrás que conformarte con guardarlo en tu retina ya que está prohibido fotografiarlo.

Biblioteca del Trinity College

El horario es de mayo a septiembre de 8:30 a 17:00 (domingos a las 9:30). De octubre a abril de 9:00 a 17:00 (domingos a las 12:00). El precio es de entre 11 y 14€, depende del día y la hora. Aquí puedes comprar con antelación un tour por la biblioteca y el castillo de Dublín.

Estatua de Molly Mallone

Situada frente al Trinity College, encontramos esta estatua de uno de los personajes más conocidos de Dublín. Aunque dicen las malas lenguas que este personaje nunca existió, la tradición ha hecho que sea tan real como los duendes irlandeses. Esta vendedora ambulante de pescado es la protagonista de una canción del s. XIX. Con final trágico debido a fuertes fiebres, la canción se convirtió en el himno oficioso de Dublín. El lugar también es uno de los puntos de quedada más habituales de la ciudad.

2. Temple Bar

A muchos les puede pillar por sorpresa, pero Temple Bar es un barrio entero de Dublín. Un lugar repleto de restaurantes y los míticos pubs irlandeses. Quizá es una de las imágenes que uno tiene en la cabeza de que ver en Irlanda. Decimos lo de la sorpresa porque seguro que no somos los únicos que conocíamos el nombre por el mítico The Temple Bar. Ya sabéis, ese pub donde tocan música en directo y donde todo el mundo quiere estar en las noches dublinesas.

Temple Bar

Al pasear por Temple Bar estamos caminando por los inicios de Dublín. No siempre se camina por casi 1300 años de historia. No sólo emociona la antigüedad del sitio, sino pensar que este es el lugar donde los vikingos se asentaron por primera vez en Irlanda. La verdad es que Ragnar Lodbrok ha hecho mucho bien por los Vikingos, a todos nos caen bien.

Este lugar se considera uno de los barrios más alternativos de Europa. En él se mezcla cultura con ocio y una importante vida nocturna. Es uno de los lugares favoritos tanto para los autóctonos como para los que están de vacaciones en Dublín.

3. Fábrica Guinness

Seguramente sea una de las cosas más típicas que ver en Dublín. No por ello debes perderte la visita a esta fábrica de lo que llaman el néctar de los dioses. El edificio de 7 plantas te muestra todo lo que necesitas saber sobre la historia y la elaboración de la cerveza más famosa del mundo, posiblemente. Cuando llegas a la última planta tienes la posibilidad de tomarte una pinta de cerveza negra. Esta cata la realizarás en el Gravity Bar, con unas vistas impresionantes de la ciudad.

Estamos ante uno de los principales iconos del país. Muchas personas que hacen turismo en Irlanda lo que más reconocen es su cerveza negra. Es por eso que son muchas las personas que se acercan a la orilla sur del rio Liffey. La fábrica se encuentra a escasa media hora del centro. Puedes llegar caminando o utilizando el tranvía hasta la parada James’s.

Fabrica Guinness

El horario de las visitas es de todos los días de 9:30h a 17h., los meses de julio y agosto la hora de cierre se amplía hasta las 19h. El precio es de 18,50€ aunque con el Dublín Pass tienes la entrada gratuita.

4. Destilería Jameson

Si no eres mucho de cerveza, prefieres el whisky o tocas los dos palos, puedes visitar la Antigua destilería Jameson. Fundada en 1780 fue el lugar en el que durante 200 años se producía el whisky Jameson. Al igual que pasa con la fábrica Guiness podrás aprender el proceso de producción de esta bebida espirituosa. Al final podrás probar un poco de este whisky.

En nuestro caso, que no somos muy fans del whisky, nos parece una visita bastante más prescindible que la de la cerveza. El precio de la entrada es de 20€, gratuita en caso de que tengas el Dublín Pass. Nosotros la verdad es que si no tuviéramos ese pase no nos hubiéramos acercado. El horario es de todos los días de 10:00h. a 17:30h.

5. Galería nacional de Irlanda

La galería nacional de Irlanda está situada en el centro de Dublín, concretamente en Merrion Square. En este museo encontrarás una colección de arte tanto irlandés como del resto de Europa.

Galería nacional de Irlanda

Inaugurada en 1854 fue un éxito inmediato gracias a las obras que prestaron varios museos Europeos. Hoy en día, más de 160 años después, cuenta con 16.000 obras de arte. En la exposición permanente encontramos pinturas, esculturas y otro tipo de obras de arte creadas entre los s. XIII al s. XX. En la planta baja encontramos obras de autores irlandeses e ingleses. En la planta de arriba nos encontramos obras un poco más conocidas por nosotros. Autores como Picasso o Goya tienen allí un espacio junto con otros grandes pintores. Este museo es un imprescindible que ver en Dublín.

Como en muchos museos británicos, la entrada a la National Gallery of Ireland es gratuita. El horario de visita es de 9:15 a 17:30h. excepto el domingo que abre a las 11h.

6. Museo de Arqueología

El museo de arqueología nos hace caminar en el tiempo por Dublín. Más de 9000 años recorriendo esta ciudad en un solo edificio. La finca que contiene el edificio es bastante impresionante. En el interior se puede ver una colección de varios momentos históricos de la isla. La parte que más nos gustó fue la de los vikingos. Situada en la planta de arriba puedes ver instrumentos, armas y ropas de estos grandes exploradores nórdicos. En este piso superior también hay una exposición de la edad media. 

En la planta baja hay todo lo anterior a la época vikinga. Desde la prehistoria hasta los celtas puedes ver armas y herramientas encontradas en Irlanda. La entrada al museo es gratuita. El horario es de martes a sábado de 10h a 17h. y domingos de 14h. a 17. Este museo se encuentra muy cerca del Museo de historia natural de Dublín.

7. Saint Stephen’s Green

Este parque lo encontrarás en el centro de la ciudad. Para nosotros es uno de los dos parques imprescindibles que ver en Dublín. La capital de Irlanda tiene otros parques como el Memorial Park o el Merrion, donde puedes visitar una descarada estatua de Oscar Wilde. Depende del tiempo que tengas podrás ver más o menos de estos. Es una buena manera de descansar de la agitada vida de Dublín. 

En los inicios del parque esta era una zona donde la alta sociedad vivía. Poco a poco fue cambiando su estructura y dejando paso a todo el pueblo irlandés. El jardín de forma rectangular no es demasiado grande, pero sí muy bonito. Lo más destacado de este parque es, sin duda, el lago que hay en el centro.

8. Puertas de colores

Una de las cosas que más nos gustaron de nuestra visita a Dublín fueron sus puertas de colores. Vas a encontrar estas puertas por toda la ciudad, y son decenas los colores distintos que encontramos. Lo primero que pensamos es ¿por qué los dueños de las casas son tan majos que hacen que los turistas nos divirtamos tanto haciendo fotos a estas puertas tan originales? Investigando un poco descubrimos que detrás de esto hay una leyenda. Siempre hay leyendas.

Puertas de colores en Dublin

Esta leyenda cuenta que en la época georgiana hubo una vez en la que una noche, tras una de las normales borracheras de los habitantes de Dublín, hubo un ciudadano que por error se metió en la casa de los vecinos. Esa noche hubo jaleo en esa casa, y cuando la legítima esposa descubrió todo el pastel, decidió pintar la puerta de un color llamativo. Al ver eso, y para que eso no le pasara a ningún otro vecino todas las mujeres decidieron pintar sus puertas. Ya no había motivo por el cual equivocarse de vivienda. Sabemos que esta historia tiene muchos fallos, pero al parecer ese es el motivo por lo que no hay ninguna puerta igual en cada manzana de Dublin.

Estas puertas las puedes encontrar en muchos lugares de la ciudad. A nosotros el lugar que más nos gustó fue en Merrion Street. Muchos turistas hacen auténticas excursiones por Dublín buscando estas coloridas puertas. 

9. Museo Dublinia

Pegado a la catedral se encuentra este museo dedicado a los vikingos y la Edad Media en un solo edificio. Como has podido ver en todo lo que os contamos que ver en Dublín, la ciudad está relacionada estrechamente con los vikingos. Este museo nos llamó mucho la atención por la recreación que nos encontramos de la vida cotidiana de esas épocas.

Museo Dublinia

Nos sorprendió que todo lo que veíamos en el museo era a tamaño real. Esto hace que no cueste nada sumergirte en esas épocas. Comerciantes, soldados, ricos, pobres,… en esta exposición puedes ver de todo. En la tercera planta, incluso te muestran cómo trabajan los arqueólogos para conocer el pasado. Eso sí, todo bajo secreto de confesión y sin que puedas mostrar ni una sola instantánea de esta tercera planta. Una vez finalizada la visita puedes ir a una torre o directamente a la catedral. La torre con 96 escalones no nos pareció demasiado atractiva. Sin embargo, debido a la poca altura tampoco es una subida demasiado exigente. 

La entrada cuesta 9,50€ y el horario es de 10:30h. a 18:30h. Recuerda que con el Dublin Pass tienes la entrada gratuita.

10. Ayuntamiento de Dublín

El ayuntamiento de Dublín es un excelente ejemplo de arquitectura georgiana. Este edificio se finalizó en 1779 como sede de la Cámara de Comercio de la ciudad. Casi un siglo después, este edificio se convirtió en el ayuntamiento de Dublín. Si llegas a una hora adecuada, entre las 10h. y las 17h. podrás hacer una visita gratuita al lugar.  Lo que más destaca de la visita es la cúpula que cubre una de las habitaciones. Sin duda, debido a su precio, vale la pena entrar para ver esta cúpula sostenida por una docena de columnas.´

Para una visita a Dublín más económica te recomendamos comprar el DUBLIN PASS. con el que ahorrarás muchos euros y no perder´ás el tiempo en la compra de entradas.

11. Castillo de Dublín

Este edificio genera más expectativa de la que luego cumple. Uno se imagina un castillo como el que visitas en ciudades como Edimburgo pero nada más lejos de la realidad. Pese a estar en el centro, por fuera pasa bastante desapercibido. Si haces la visita del interior te llevarás una mejor imagen del castillo, con sus recovecos y salas. La entrada cuesta 10€ con visita incluida, esta entrada está incluida en el Dublín Pass. El horario de visitas es de 10h. a 16:30h. menos los domingos que abren a las 12h.

Castillo de Dublín

12. Christ Church

Christ Church o la catedral de la Santísima Trinidad es la catedral oficial de la ciudad. No en vano es allí donde se encuentra la sede del arzobispo de Dublín. Esto fue una sorpresa para nosotros ya que como todos sabemos el patrón de la ciudad es San Patricio. Es además la más antigua de las dos catedrales.

La catedral fue construida en 1.028 por el último rey vikingo de Irlanda. Esta catedral ha sufrido continuas ampliaciones y esto hace que sean varios los estilos arquitectónicos en la catedral.

13. Catedral de San Patricio

El origen de este monumental edificio se remonta al s. V cuando una pequeña iglesia fue construida junto a un pozo en el que parece ser que San Patricio bautizaba a los cristianos. Fue a finales del s. XII cuando esta iglesia se reconstruyó con piedra. Pero no fue hasta 1.270 que se finalizó la catedral. Durante los siguientes años, se fueron haciendo renovaciones hasta lo que podemos ver hoy en día.

La catedral de San Patricio es la iglesia más grande de la ciudad y de Irlanda. De etilo gótico lo que más nos llamó la atención fue su gran campanario. Al acceder a su interior vemos una pila bautismal medieval y unas vidrieras muy llamativas. El precio de la entrada es de 5,5€, si tienes el Dublin Pass no tienes que pagar esta entrada.

14. Iglesia de St. Michan

Después de haber hablado de los otros dos templos, este se nos queda bastante corto. En realidad es una iglesia bastante sencilla que no recomendaríamos como lugar que ver en Dublín si no fuera por su cripta. En ella encontramos multitud de ataúdes con momias en su interior. Estas tumbas están recubiertas de polvo, algo que le da un aire muy Indiana Jones. Entre esas tumbas se encuentran templarios, ladrones y monjas. Como curiosidad, las malas lenguas dicen que la obra del irlandés Bram Stoker Drácula está inspirada en esta cripta. Para entrar en las catacumbas tendrás que pagar 3,5€.

15. Cárcel de Kilmainham

Kilimainham es una antigua cárcel que se ha transformado en museo. Este lugar se inauguró como prisión en 1796 y ha sido un símbolo para la independencia irlandesa. Es en este lugar donde se encarcelaba a muchos de ls líderes de las revueltas independentistas. Durante los casi 130 años de historia de la cárcel, se produjeron varias ejecuciones de presos. En 1924 la prisión se cerró y su último preso fue el que a la postre sería presidente de Irlanda, Éamon de Valera.

Cárcel de Kilmainham

La visita que se hace por Kilmainham te lleva a recorrer las celdas, el vestíbulo de la prisión y la capilla. Durante toda la visita te van explicando algunas historias como la boda de Joseph Plunkett antes de su ejecución. Hacen muchas referencias a la revuelta de 1916. Sin ir más lejos, la visita finaliza en el patio donde fueron ajusticiados los miembros de dicha revuelta.

El precio del tour es de 9€ y el horario es de 9:30h. a 17:30h. Ten en cuenta que el tour dura aproximadamente una hora, por lo que debes llegar bastante antes de que cierre. Debes tener también en cuenta que el tour es en inglés.

16. Millenium Bridge

El Millenium Bridge es uno de los puentes que atraviesan el río Liffey. Este puente se construyó en 1999 y su nombre se debe a conmemorar el nuevo milenio. Esta pasarela que solo pueden cruzar los peatones mide unos 50 metros. Este puente te lleva del Temple Bar al barrio italiano.

17. Ha’penny Bridge

A muy pocos metros del Millenium Bridge se encuentra este otro puente que, bajo nuestro punto de vista, es mucho más atractivo. También se trata de un puente peatonal, pero en este caso mucho más antiguo y bonito. Data de 1816 y como no podía ser de otra manera, tiene una pequeña historia detrás. El nombre es posible que lo entendamos mejor sin la contracción half penny. Y es debido al precio que tenía en el pasado cruzar este puente. Este peaje se dejó de pagar a principios del s. XX.

Half penny bridge

18. Grafton Street

En pleno centro de la ciudad se encuentra esta calle peatonal por la que tendrás que pasar varias veces al día. Sin apenas darte cuenta se convierte en un indispensable que ver en Dublín. El recorrido va desde el parque de Saint Stephen’s Green hasta el Trinity College.

Lo que encontrarás en esta calle seguro que no te sorprende. Tiendas, pubs o cafés entrelazados con artistas callejeros, sobre todo músicos. ¿Qué tendrá este país que tiene ese toque tan melódico en el ADN?. Nos gusta pensar que, paseando por el centro, es posible que escuches uno de los próximos ganadores de un Grammy.

19. O’Connell Street

La otra calle principal del centro de Dublín se llama O’Connell. Esta calle se nos hizo menos amena que la anterior ya que no es tan comercial. En ella sobre todo hay edificios gubernamentales y algunos monumentos. Un lugar emblemático en esta calle es la Oficina de Correos, donde se proclamó la independencia en 1919.

Dónde comer en Dublín

Dublín, como pasa en la mayoría de países anglosajones, no es un lugar que destaca por su comida. Dicho esto hay que decir que algunos de sus platos destacan sobre el resto. Es un buen lugar donde comer algunos platos como el fish & chips o estofado de cordero llamado Irish stew. Otros platos que también son típicos de la isla es el Boxty o pastel de patata.

Nosotros probamos la comida típica del país en una cena con baile gracias a Irlanda en español. Fue una velada muy divertida con buena comida y muy buen espectáculo, la actividad se llama “Noches Celtas” y desde luego es muy recomendable. También es muy típico cenar o comer en un pub acompañando la comida con una Guinness. Si esta es tu opción te recomendamos que te dirijas a Temple Bar donde tendrás multitud de lugares para comer.

Dónde comer en Dublín
Dónde comer en Dublín

Como en muchas ciudades europeas los horarios de comida se adelantan siempre a lo que estamos acostumbrados en España. La comida se suele tomar entre las 12 y las 14 horas y la cena se empieza a servir a las 18h. Si por estar haciendo turismo por Dublín no te cuadran los horarios, siempre podrás saciar tu hambre en un supermercado. Hay algunos que venden bocadillos o platos preparados e incluso tienen un par de mesitas en el exterior. No es lo más cómodo, pero bastante más económico.

Dónde dormir en Dublin

Dublín tiene una gran cantidad de lugares donde dormir. Desde económicos hostel donde compartir habitación, hasta hoteles de lujo en los que disfrutar del alojamiento tanto como de la ciudad. También hay términos medios en los que puedes pasar la noche sin tener que vender un riñón.

Dublín no es una ciudad demasiado grande, pero si nos preguntas un lugar para empezar a buscar alojamiento te recomendamos los alrededores de Temple Bar. Decimos los alrededores porque la verdad es que Temple Bar nos pareció muy ruidoso para descansar. Nosotros nos alojamos en The Grafton Guesthouse, un guesthouse boutique en e que tienes la posibilidad de compartir habitación o por unos euros más tener habitación privada. Está situada a escasos 5 minutos del centro pero una zona mucho más tranquila. El interior es bastante nuevo y grata sorpresa para nosotros, suelos de madera en lugar de moqueta.

Dónde dormir en Dublín
Dónde dormir en Dublín

Cuándo viajar a Dublín

Dublín es una ciudad que se ve fácilmente en un fin de semana. Esto hace que no sea necesario tener que viajar en un periodo de vacaciones amplio. Decidir cuando viajar a Dublín es bastante personal. A nosotros, por ejemplo, no nos gusta visitar las ciudades con exceso de frío, por lo que descartamos el nevado invierno.

Si nos guiamos por el tiempo en Dublín, la mejor época es el verano. Con sus máximas de 21ºC nos parece una temperatura ideal para caminar por la ciudad. A partir de noviembre y hasta abril las temperaturas son bastante más bajas con máximas de unos 8º. Otro tema es el de la lluvia, de la que es difícil librarse ya que durante todo el año las probabilidades de que te caiga un aguacero es de un poco más de 1 día de cada 3.

Seguro de viaje en Europa

Siempre decimos que es muy importante viajar asegurado.  Nosotros preferimos evitar esos disgustos que son totalmente incontrolables, y siempre viajamos con este seguro de viaje. Puedes estar más tranquilo en cuanto a los gastos médicos, pero también en cuanto a la pérdida de equipaje o a gastos de cancelación. Si vas a viajar por Europa, debes tener en cuenta que la Tarjeta Sanitaria Europea no es suficiente, no incluye cosas tan importantes como una repatriación ni la vuelta a tu domicilio tras el tratamiento o el viaje de un familiar para que te vaya contigo. Si haces click sobre la imagen te llevará directamente a comparar los precios para escoger el mejor seguro para tu viaje entre las más prestigiosas aseguradoras.

Además en MONDO tienes muchas ventajas:
  • Consulta médica por whatsApp las 24 horas (incluso pediatra). Algo super cómodo y muy útil cuando uno está de viaje.
  • Si lo tuyo no es el WhatsApp, puedes llamar por teléfono totalmente gratuito las 24 horas.
  • Sólo las mejores compañías aseguradoras como Zurich o AXA, entre otras.
  • Y un descuento extra del 15% en caso de que contrates un seguro familiar o de grupo.

Si aun tienes dudas de si es realmente importante viajar con seguro de viaje, en este post te contamos de forma mucho más clara los motivos por los que no viajar sin un seguro de viaje:

¿Por qué viajar con seguro de viaje?

Por último, debes saber que si lo contratas haciendo click aquí nos ayudas a seguir viajando y a traerte nuevas rutas y consejos. Nos llevamos una pequeña comisión de todas las ventas, que no repercute en el precio que tú pagas. Al contrario, con nosotros te llevas un descuento del 5%. No es mal plan, no?

en tu viaje a Irlanda

En Irlanda hay una gran oferta lúdica, aquí puedes Reservar actividades y tours en Irlanda.

Nosotros nos alojamos en varios tipos de alojamiento durante nuestro paso por Irlanda. Puedes reservar aquí tu habitación u hotel y buscar otras opciones Buscar hoteles en Irlanda.

Para llegar a Irlanda hay dos aeropuertos principalmente, el de Dublin y el de Belfast. Mira aquí tu vuelo a Irlanda. 

Para moverte por Irlanda lo ideal es llevar coche, aquí puedes alquilar un vehículo en Irlanda.

 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on tumblr
Tumblr
Share on whatsapp
WhatsApp

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.