Guía completa con todo lo que hacer en Tossa de Mar

(Total: 3 | Media: 5)

Nos declaramos unos enamorados de Tossa de Mar, de hecho intentamos ir una vez al año. Tossa de Mar es un pequeño pueblo de pescadores de la Costa Brava, entre Lloret de Mar y Sant Feliu de Guíxols. Aquí, en Tossa de Mar, tienes la oportunidad de combinar playa con ocio y cultura. Mucho más tranquilo y pequeño que el conocido Lloret, Tossa es uno de los destinos familiares de la Costa Brava. Además de disfrutar de sus playas, hay muchas otras cosas que hacer en Tossa de Mar. En este post te vamos a señalar las más importantes, para que tu escapada de un día en Tossa de Mar o de fin de semana, sea lo más completa posible.

Tossa de Mar

Aunque puedes visitar Tossa de Mar en un día mientras estás de vacaciones en la Costa Brava, bien merece al menos un fin de semana. Lo que te proponemos aquí es lo imprescindible que ver y que hacer en Tossa de Mar. Tú decides si deseas dedicarle más o menos tiempo. Pero te aseguramos que es un pecado no pasar al menos un fin de semana ya que hay mucho que ver en Tossa de Mar.

1. Castillo de Tossa de Mar: Un imprescindible que ver en Tossa de Mar

Seguramente el castillo de Tossa de Mar sea el buque insignia de la población. Va a ser la primera opción para cualquier autóctono que le preguntes qué ver en Tossa de Mar. Su construcción fue entre los siglos XII y XIV y es la única fortificación medieval que se mantiene en pie en la costa catalana. La fortificación fue construida para repeler posibles ataques piratas a la vila de Tossa de Mar. A esta fortificación se puede entrar por 2 lugares, por la Vila Vella o por la rampa que sube por el lateral. Bajo nuestro punto de vista, la entrada por el pueblo es más espectacular. Actualmente la fortificación está en ruinas pero se pueden ver vestigios de lo impresionante que tuvo que ser en su época de apogeo.

Tossa de Mar
Ruinas del castillo de Tossa de Mar

2. Vila Vella: El casco antiguo de Tossa de Mar

La Vila Vella es la antigua población protegida por la fortaleza. El aspecto que tiene debe ser, en esencia, muy parecido al que tenía durante la edad media. Su apariencia es muy espectacular, teniendo en cuenta la cercanía con el mar, ya que la erosión de este suele ser bastante importante. Pasear por entre las murallas de la antigua villa de Tossa es lo mejor que puedes hacer. Entre estas calles empedradas encontrarás algunos de los restaurantes con más renombre y encanto del pueblo. Sin duda, pasear por estas calles es perderse en el pasado. También puedes encontrar alguna que otra pequeña tienda de decoración y de ropa, todas muy chic y con encanto. Lo mejor es hacer una ruta subiendo hasta el faro y atravesando toda la fortificación. El paseo por el interior es agradable y con unas muy buenas vistas de la Costa Brava.

qué hacer en Tossa de Mar
Casco antiguo de Tossa de Mar

3. Posar junto a la estatua de Ava Gardner

No, no nos hemos equivocado al incluir a Ava Gardner en un post sobre qué ver en Tossa de Mar. Resulta que esta actriz estadounidense puso en el mapa la belleza de la pequeña vila de Tossa de Mar. Nos remontamos a los años 50, cuando el turismo no era, ni por asomo, la actual industria que es hoy. Ava Gardner pasó unos días en Tossa de Mar filmando la película “Pandora y el holandés errante”. Dicen las malas lenguas que tuvo un romance con un torero de la tierra, nada que comentar si no fuera porque en esa época estaba comprometida con el cantante y actor Frank Sinatra. ¿Os imagináis una historia como esta en el siglo XXI? Cuantas horas de televisión llenaría.

En la película salen escenas de la fortaleza en la playa. Nos imaginamos que los americanos, al ver una construcción de la edad media al lado del mar, se volverían locos. Pensad que en aquel entonces no existía el CGI para hacer efectos como los de Juegos de Tronos. No es extraño entrar en algunos bares y ver fotos de la época. Los locales son muy conscientes de que, con Ava, empezó el turismo en su pueblo. Y por ello, no te puedes ir de Tossa de Mar sin posar junto a la estatua de la diva en la fortaleza con vistas al mar.

4. Tomar una copa de vino en el Faro de Tossa de Mar

Este faro de 10 metros de altura está situado a 70 metros sobre el nivel del mar. A día de hoy sigue en funcionamiento y es posible hacer una visita a su museo interior. Ofrece unas vistas muy buenas de toda la vila de Tossa que no puedes obviar durante tu estancia en el pueblo. En el faro hay un restaurante donde puedes saciar tu sed después de la subida al Cabo de Tossa. Será la copa con mejores vistas de Tossa de Mar.

qué ver en Tossa de Mar
Faro de Tossa de Mar

5. Buscar un hueco en Playa Grande

Está claro que los habitantes de Tossa de Mar llaman a las cosas por su nombre. A la playa con más metros del pueblo la llaman Playa Grande. La más concurrida de las playas de Tossa tiene una longitud de 430 metros. Se ubica entre la fortaleza medieval y la muralla natural que consiste en una gran roca que entra al mar. Pese a que es una playa bastante grande, en temporada alta puede ser algo complicado encontrar hueco para tu toalla si no llegas temprano.

La playa dispone de duchas y, si quieres tomarte un respiro, puedes dirigirte a su chiringuito. Hay una zona en la que encontrarás barcas de pesca, un lugar ideal para esa foto crepuscular con barcas en primer plano y el mar de fondo.

qué hacer en Tossa de Mar
Playa grande de Tossa de Mar

6. Llevar a los niños a la Playa Mar Menuda

La otra playa del centro urbano de Tossa de Mar es la Playa Mar Menuda. Esta playa tiene una longitud de 150 metros y una pequeña cala llamada antiguamente la bañera de las mujeres. En esta pequeña cala, el agua está totalmente rodeada de piedras lo que la hace ideal para los niños. Es un lugar de entrada para los submarinistas que buscan observar el rico fondo marino de la zona. Como todas las playas de la zona, se caracteriza por la arena gruesa y la profundidad a pocos metros de la orilla. Otra característica de la costa de Tossa de Mar son sus frías aguas. No dejes de probar la temperatura de estas aguas para hacernos saber tu opinión.

7. Pasear por el casco urbano de Tossa de Mar

El casco urbano es muy pequeño, pero podemos destacar dos zonas. La parte del paseo marítimo y el interior del pueblecito. En la parte más cercana al mar es donde encontrarás más gente paseando y de compras.

Paseo Marítimo de Tossa de Mar

Nos gusta ver el paseo marítimo de una forma un poco peculiar. A diferencia de lo que es normal, este se compone de 2 calles paralelas con edificios en medio. Muchos de estos edificios comunican los dos lados de la calle. Aquí encontrarás la mayor parte de restaurantes y tiendas de lo más variopinto. Algunas tradicionales, como la de dulces, y otras nuevas, como las cafeterías de estilo cool que nos hemos encontrado este año. Parece que Tossa se va adaptando a los nuevos tiempos con la aperturas de nuevos negocios.

Tossa de Mar qué ver
Paseo Marítimo de Tossa de Mar

Este entramado de calles a ciertas horas de la tarde son casi impracticables, pero llega un punto de inflexión horaria en el que resulta muy agradable caminar por allí. Como curiosidad, fijaos en observar cómo las grandes cadenas de comida rápida no han llegado a conquistar esta pequeña localidad.

Pueblo interior

Si dejas las dos calles más cercanas al mar a un lado, tienes unas cuantas calles con mucho encanto y mucho más tranquilas. Ahora te encuentras en pleno barrio Sa Roqueta, el barrio de los pescadores. Aquí también encontrarás restaurantes, aunque quizás un poco más económicos y locales, o sea mejor. Vale la pena perderse por esas calles tan típicas de la costa del Mediterráneo y huir un poco de tanto bullicio.

qué hacer en Tossa de Mar
Atardecer en Tossa de Mar

8. Iglesia de Sant Vicenç

Esta iglesia, de estilo barroco, fue construida en 1176 a las afueras de la vila vella. En este edificio destaca la enorme nave central y la pila bautismal de carácter románico. Es uno de los lugares más sorprendentes que ver en Tossa de Mar por su grandiosidad. Durante la guerra civil se perdieron los retablos de gran valor artístico por culpa de un incendio.

9. Capilla Mare de Deu del Socors

Situada en la calle Socors, tienes que estar muy atento si no quieres pasártela de largo, ya que queda muy camuflada con el torrente de gente. Esta iglesia data del año 1593 y fue construida por un marinero para agradecer el haber sobrevivido a un naufragio. Este edificio, de estilo barroco, tiene una gran importancia en las fiestas de San Sebastián que ocurren en Enero.

qué ver en Tossa de Mar
Iglesia de Tossa de Mar

10. Actividades acuáticas

Seguramente no te sorprendemos si te decimos que las actividades más demandadas son las acuáticas. Desde el simple baño refrescante -y más en estas frías aguas-, a algunas más sofisticadas. La costa de Tossa de Mar es famosa por su abundante fauna y la rápida profundidad de sus aguas. Para aprovechar esto, te proponemos las siguientes actividades.

Barco fondo de cristal

Una de las actividades que ofrece Tossa de Mar es el barco Fondo de Cristal. Un pequeño barco que hace un recorrido por la costa mientras puedes ir viendo la flora y fauna marina. Puedes conseguir tu ticket en la misma Playa Grande, donde verás una pequeña caseta que los vende. El precio es de 16€ y la duración aproximada, de 1 hora. Descubre el fondo marino y las cuevas de esta pequeña parcela del Mediterráneo.

Buceo en Tossa de Mar

Como ya hemos comentado, el buceo está muy vinculado a esta pequeña localidad de la Costa Brava. Puedes ir por tu cuenta, alquilar el material e incluso sacarte el título de open water. Esta localidad de la Costa Brava es muy reputada en este aspecto y un lugar ideal donde practicar el submarinismo.

Snorkel en la Costa Brava

La alternativa al buceo es el snorkel. En este caso eres tú el que decide cuándo y dónde. Te resultará más económico que el buceo aunque, evidentemente, no podrás profundizar tanto.

Qué hacer en Tossa de Mar de noche

Muy lejos del nivel de su vecina Lloret de Mar, Tossa también tiene su faceta nocturna. Al ser un pueblo pequeño, tiene a favor que no necesitas coche para moverte de un lado a otro. Aunque, a día de hoy, ya estamos más fuera de este apartado que dentro. Sin embargo, todavía hoy puedes disfrutar de las dos o tres discotecas que permanecen abiertas y con ambiente, sobre todo en verano, y de los muchos pubs que puedes visitar para empezar a calentar motores. Si estás buscando la fiesta que hay en otros lugares costeros como Lloret o Salou no estás en el pueblo correcto. Tossa de Mar es tranquila hasta en el ocio nocturno. Aun así, en temporada de bodas, se suelen ver bastantes despedidas de solteras y solteros.

Tossa de Mar
Tossa de Mar

Cómo llegar a Tossa de Mar

La Costa Brava está al norte de Cataluña, si vienes desde Barcelona, tienes varios métodos para llegar hasta aquí. Por supuesto, siempre tienes el coche como la opción más cómoda. En algo más de una hora puedes estar disfrutando de las bondades de este pueblo si vienes en coche. En cuanto a los medios de transporte público, tienes varias opciones:

  • El tren no llega hasta Tossa de Mar, la parada más cercana en la Costa Brava en Blanes. Por lo que una de las mejores opciones es llegar en tren hasta Blanes y luego coger un autobús hasta Tossa de Mar.
  • Otra opción es venir en autobús desde Barcelona, en la empresa Sarfa que, por 14€ por trayecto, te deja en el mismo centro de la localidad.

La red de autobuses pública también te puede servir para llegar a otros lugares de la Costa Brava, como Cadaqués.

Dónde dormir en Tossa de Mar

En nuestro caso no necesitamos grandes lujos para disfrutar de una buena escapada. Nos nos gusta destinar nuestra partida de presupuesto a otros deleites, por eso te recomendamos este pequeño y familiar hotel en el mismo centro de Tossa de Mar, el Hotel Miami Tossa. La ubicación nos pareció perfecta, a tan sólo 5 minutos de la playa, del castillo de Tossa de Mar y de la parte más comercial de la vila. Las habitaciones eran del todo correctas y el servicio excelente. Al tratarse de un hotel familiar la tranquilidad es total, nada que ver con los típicos hoteles de playa abarrotados de gente, y el trato es mucho más cercano. Incluso te dejan una sombrilla para la playa si te has dejado la tuya.

hotel en Tossa de Mar
Alojamiento en Tossa de Mar

Por supuesto, en una localidad de la Costa Brava de primer orden como Tossa de Mar, tienen muchísimas opciones. Otras veces también nos hemos alojado en los típicos grandes hoteles con piscina y buffet, donde se puede disfrutar de unas vacaciones muy cómodas. A continuación te dejamos varias opciones de hoteles que conocemos y que pueden ser muy buena opción.

Más sobre la Costa Brava

Si vas a viajar a la Costa Brava, aquí tienes otros posts que te pueden interesar.

Como ya hemos comentado muchas veces Tossa de Mar es un lugar ideal para descansar y desconectar. Es un pueblo de pescadores muy tranquilo, en el que puedes dejar aparcado tu coche nada más llegar y no volverlo a tocar hasta que se acaben tus vacaciones, puedes ir a todos los sitios andando. Si tienes dudas sobre dónde pasar tus vacaciones en la Costa Brava, Tossa de Mar es una opción perfecta, no te arrepentirás.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on tumblr
Tumblr
Share on whatsapp
WhatsApp

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.